Compartir

La producción del iPhone se centra principalmente en las fábricas de China. Actualmente Apple tiene mucha dificultad para reducir la dependencia de Apple con China en la fabricación del iPhone. Ahora, Bloomberg ha dado más información sobre este tema.

Según un informe publicado por esta fuente, tan solo sacar un 10% de la producción de Apple fuera de China, llevaría alrededor de ocho años. Según las fuentes, Apple ya notó en 2017 el enorme desafío de trasladar cantidades significativas de la producción de Apple fuera de China.

No es casualidad que gran parte de la fabricación de Apple se realice en Shenzhen y sus alrededores. En primer lugar, la ciudad está estratégicamente ubicada y sirve como puerta de entrada entre China continental y Hong Kong. Es uno de los centros de envío más grandes del mundo, con un enorme puerto de contenedores.

En segundo lugar, el gobierno chino estableció a Shenzhen como la primera Zona Económica Especial del país. Las zonas económicas especiales están diseñadas para fomentar la empresa a través de regulaciones de planificación relajadas e incentivos fiscales generosos y, lo que es más importante, para facilitar la inversión extranjera en empresas locales. Es esto, tanto como sus ventajas geográficas, lo que le ha permitido crecer a tal ritmo.

En tercer lugar, esa SEZ se estableció en 1980, lo que significa que la ciudad ha tenido 37 años para convertirse en el centro de fabricación del mundo tecnológico. Apple depende de una enorme red de proveedores y subcontratistas, algunos de los cuales pueden fabricar solo un componente diminuto. La mayoría de ellos tienen su sede en Shenzhen y sus alrededores inmediatos, por lo que la logística de reunir todo en un solo lugar para el ensamblaje es sencilla.

El objetivo de Apple en 2019 era de sacar del 15% al 30% de su producción fuera de china, aunque se cuestionaron la viabilidad de esto.

La dependencia de Apple de China

Bloomberg se hizo algunas cifras.

– Avertisement –

comprar dispositivos de Apple Outlet Amazon

Bloomberg Intelligence estima que se necesitarían alrededor de ocho años para trasladar solo el 10 % de la capacidad de producción de Apple fuera de China, donde se ha fabricado aproximadamente el 98 % de los iPhone de la empresa. Decenas de proveedores locales de componentes, sin mencionar el transporte, las comunicaciones y los suministros de electricidad modernos y eficientes, hacen que sea particularmente difícil salir de la segunda economía más grande del mundo.

“Dado que China representa el 70 % de la fabricación mundial de teléfonos inteligentes y los principales proveedores chinos representan casi la mitad de los envíos mundiales, la región tiene una cadena de suministro bien desarrollada, que será difícil de replicar, y Apple podría perder el acceso si se muda. ”, dijo el informe de BI de los analistas Steven Tseng y Woo Jin Ho.

Los analistas creen que Apple está en una posición mucho más dependiente de China, que el resto de gigantes tecnológicos estadounidenses.

Bloomberg Intelligence dice que la dependencia general de la industria tecnológica podría reducirse entre un 20 % y un 40 % “en la mayoría de los casos” para 2030. Los fabricantes de hardware y productos electrónicos podrían reducir su dependencia del mercado chino entre un 20 % y un 30 % en los próximos década, calcula BI.

La exposición de Apple a China también es notablemente mayor que la de muchos otros. Amazon.com Inc., HP Inc., Microsoft Corp., Cisco Systems Inc. y Dell Technologies Inc. también dependen de China para producir hardware para servidores, productos de almacenamiento y redes, pero el grado de su dependencia es muy inferior al de Apple.

Las empresas estadounidenses no son optimistas sobre China

Una reciente encuesta publicada por el Consejo Empresarial de Estados Unidos, reveló que las empresas de este país son más pesimistas que nunca, sobre las operaciones de fabricación de productos en el país. Citando 10 puntos que afectan negativamente:

– Avertisement –

  1. cierres de covid
  2. Relaciones entre Estados Unidos y China
  3. Restricciones para viajar por el COVID-19
  4. Datos, información personal y ciberseguridad
  5. Aumentos de costos
  6. desacoplamiento tecnológico
  7. Competencia
  8. Política industrial
  9. Políticas de adquisiciones
  10. protección de la PI

Muchas de las empresas con operaciones de fabricación de productos en China de Estados Unidos han trasladado parte de su producción fuera de este país durante el año pasado. Pero esto equivale a lo que se conoce como la estrategia “China más uno”. Donde la mayor parte de la producción permanece en China, pero se añade un país más como contingencia.

Fuente | 9to5mac


Compartir